Queen 40: Entrevista a Brian May y Roger Taylor, Parte 1

Parte 1

Unas cuantas cosas están sucediendo alrededor de Queen en este momento… Hay una gran exposición retrospectiva que celebra la formación de la banda y sus cinco primeros álbumes…, han firmado un acuerdo con Universal Music por su catálogo, los álbumes están siendo remasterizados y reeditados... y tienen un 40º Aniversario. Brian… ¿De qué es el 40º Aniversario?

BM: Creo que la opinión popular es que cuando John se unió a la banda, la misma estuvo completa. Por lo que es el aniversario de eso, que es en marzo, creo. Así que nos convertimos en Queen, el grupo completo, cuando John se nos unió.

Brian, la exposición se llama Stormtroopers In Stilettos, que vino de una especie de título alternativo de She Makes Me, del tercer álbum Sheer Heart Attack. Stormtrooper In Stilettos… ¿de qué trata todo eso?

BM: Es sólo una imagen realmente, ya que fue en verdad idea de Roger poner este subtítulo desde un principio, porque dijo: "mira, me gusta mucho esta canción, tiene un gran ritmo y todo, pero no me gusta este título". Esto es en 1975 o algo así [1974]. Él dijo "deberías llamarla Stormtrooper In Stilletos [Guardia De Asalto En Zapatos De Taco Aguja], si tiene este ritmo pesado" y yo dije "OK, puedes llamarla así también, si tu lo quieres". Así que pusimos She Makes Me, y Stormtrooper In Stilettos entre paréntesis. Pero creo que hay una cierta, OK, hay algo de razón porque esta exposición es sobre la prehistoria y se trata de intentar meterse detrás del velo que, en alguna forma, nosotros levantamos -sabes-. Por primera vez estamos dejando que el público vea cómo era nuestra vida real -sabes-. Así que Stormtroopers In Stilletos [Tropa De Asalto En Zapatos De Taco Aguja] tiene esa extraña yuxtaposición, es un sinsentido -sabes-, en el sentido de que, como grupo, somos... hay cierto paralelo, porque somos... somos algo muy poderoso -sabes-. La misma esencia de nuestra música es la potencia y el empuje, y sonar fuerte y todo eso, pero retratamos ideas muy delicadas -sabes-. Así que hay cierta anomalía allí. ¿Por qué es Killer Queen una canción de rock?. ¿Por qué es Good Company una canción de rock? La respuesta es que tal vez no, tal vez no lo sea, pero esto somos nosotros -sabes-. Stormtroopers In Stilletos es una especie de... -¿cuál es la palabra? no es ironía- es una paradoja. Entonces la gente nos dice que, como grupo, éramos una especie de paradoja, por lo que esto está expresando esa paradoja, creo.

Hablando sobre la exposición: Repasando todas esas fotos antiguas de la banda, ¿qué emociones remueven? ¿Es así como ambos la recuerdan?

RT: Sentimos una mezcla de emociones. Fue muy... No esperábamos demasiado ser proyectados hacia atrás -sabes- cuarenta años, y ver todas esas imágenes muy antiguas de nosotros, cuando parecíamos muy jóvenes y muy pobres. Nos vimos como niños realmente, repentinamente recuerdas cómo era en aquellos días y es bastante doloroso -tengo que decirlo-. Siento una gran alegría y un gran orgullo por lo que logramos en esos primeros años, pero es bastante doloroso mirarlos con tanto detalle.

¿Hubo algunas cositas que encontraron difíciles, quizás demasiado emotivas, al revisarlas?

BM: Fue un sacudón emocional -debo decir- porque estoy acostumbrado a ver imágenes de Freddie todo el tiempo -sabes- y Freddie se ha ido, pero está todavía con nosotros y eso es algo normal y parte de nuestras vidas, y una alegre parte de nuestras vidas, pero cuando entramos en esa exposición de repente tuvimos un una imagen mucho más clara de cómo eran las cosas cuando empezamos y tuvimos... podíamos... Podía ver imágenes de personas muy cercanas a nosotros que ya han muerto y repentinamente todo fue mucho más real.

RT: Muchos de nuestros viejos amigos están en esas imágenes, preservados por siempre jóvenes y eso trajo entones algunos recuerdos muy tristes.

BM: Algo de eso fue sorprendente. Mucho del material es de mis propios archivos -sabes-; he coleccionado todos esos afiches y simples y entradas y cosas, así que eso no fue ninguna sorpresa, pero también hay algunas imágenes que nunca había visto en realidad. Hay una imagen de nosotros en la época de A Day At The Races [Un Día En Las Carreras] y estamos todos sentados en las gradas viendo esos caballos y era algún tipo de promoción para el álbum, y por supuesto un montón de gente que estuvo allí ya no está más con nosotros -sabes-, no solamente Freddie, y de repente todo fue muy real, es de tamaño natural y ahí estaba mi [ex-]esposa que parecía un palito sabes- y yo viéndome como un niño, más joven que lo que mis propios chicos son ahora, y fue una sacudida, y Roger y yo, ambos la sentimos. Ahí estaba Pete Proud, nuestro maravilloso amigo y empleado que nos llevaba alrededor del mundo, quien se ha ido, hace mucho tiempo. Hay muchas cosas allí y creo que mirando una... había una vitrina con el montaje completo de Rockfield [Studios], con equipos de cintas, y todos los artefactos y cosas con las que jugábamos todo el tiempo incluyendo pilas de cintas en el suelo, que es realmente verídico ya que solíamos hacer eso -y si te has ocupado de una mezcla y sabes que no la vas a utilizar, simplemente la sacas y la tiras al suelo porque es más rápido-, y de repente tuve la impresión de que tal vez debería estar adentro de la vitrina yo también. Y sentimos que estábamos como mirando... es casi como si estuviéramos muertos. Fue una sensación muy extraña -debo decirte- y una vez que todos se fueron Roger y yo nos quedamos sentados pensando y mirando y diciéndonos como nos habíamos sentido y fue una sensación rara -sabes-. Sentimos una gran alegría y un gran orgullo por lo que hicimos, pero es casi como ir al Victoria And Albert Museum y ver a Thomas Edison o algo así -sabes-, todo cubierto de polvo y te preguntas: ¿Somos eso? ¿Qué somos?

RT: Fue hace mucho tiempo, cuarenta años. Fue nuestro período de formación, y nos trajo de vuelta todo tipo de crudos recuerdos, como cuán pobres éramos y –sabes- como ahorrábamos dinero para instrumentos y alimentos. La próxima comida era una gran prioridad en ese entonces, y de dónde iba a salir.

Roger: Eres uno de los mejores bateristas de rock & roll, pero cuenta la leyenda que a los 20 años querías ¿estudiar para dentista?

RT: Supongo que fui educado en cierta manera. Sé que mis padres, por lo general, habrán pensado “bien, queremos que seas doctor” y todo eso, les habría encantado eso. Vine a Londres para ir a la universidad, para conocer gente, para estar en una banda y ese era mi plan, y la universidad era una forma de llegar a Londres y encontrarme con gente de ideas afines, y Londres era el centro de todo –sabes- y lo sigue siendo, pero especialmente en ese tiempo todas las bandas fantásticas provenían de Londres. Jimi Hendrix tuvo que venir a Londres para lograrlo –sabes- y conocer gente, gente con ideas afines, y por eso vine a Londres y la odontología… en realidad seguí biología al final, pero la odontología era como una pantalla de humo.

¿Qué tipo de banda se proponían ser en 1971, tenían una visión musical?

BM: Era una visión dentro de nuestras cabezas en realidad. Creo que en la época se nos habría descripto como muy pesados en el fondo, pero muy melódicos y armónicos en la superficie, y en verdad no había un modelo [a seguir]. Teníamos nuestros héroes –sabes-: Jimi Hendrix era uno enorme y [Led] Zeppelin fueron casi contemporáneos, pero eran nuestros héroes también. Habían logrando hacer lo que… algo de lo que queríamos hacer, pero no tenían todo ese otro lado. En ese entonces nos gustaba mucho Yes, que tenía un elemento [en común], tenían todo ese elemento armónico muy complejo que era inspirador, pero nuestros héroes también se remontaban mucho más allá en el tiempo, así que hay gente como George Formby y las 'big bands' y The Temper And Seven, todo tipo de influencias eclécticas sobre nosotros… se transformaron en lo que fuimos. Creo que éramos como una esponja y observábamos toda esa música maravillosa que estaba alrededor nuestro en un período muy particular de la historia -no podría pasar ahora en realidad, no lo creo-, crecimos con todos esos sonidos en nuestras cabezas y sabíamos lo que queríamos. Lo afortunado fue que Freddie y Roger y yo teníamos una visión muy similar en nuestras cabezas, y entonces cuando nos juntamos fue muy sencillo saber que decisiones tomar para intentar hacerla realidad.

Cuéntennos acerca del Freddie de entonces, ¿fue siempre el extravagante hombre de espectáculos que ahora recordamos?

BM: Siempre fue una estrella de rock, en verdad lo era, ahí está lo curioso. Era un chico muy tímido, muy tímido, muy inseguro –diría-. Venía de una educación de escuela pública muy estricta y muy represora en cierto sentido, así que su reacción a eso fue volverse completamente hacia el otro lado, ser completamente estrafalario y construir un personaje alrededor suyo, que él poseía, y llegó al clímax cuando realmente cambió su nombre y se convirtió en Freddie Mercury en lugar de Bulsara. Así que era… Recuerdo a Freddie como alguien que llegó a donde lo hizo completamente por sus propios medios. Tenía su visión, su sueño y armó toda su vida para hacer realidad ese sueño y nosotros fuimos parte de toda esa especie de viaje.

De vuelta en los primeros tiempos, ¿imaginaron alguna vez que Queen tendría tal impacto en la música popular …que aún se hablaría 40 años después?

BM: No, aún creo que es un sueño a veces, a veces creo eso… -sabes-; hay una teoría en que sólo existe uno y todo lo demás es un sueño [solipsismo]. Aún tengo esa sensación a veces porque todo fue tan increíblemente, iba a decir afortunado, pero es inusual en todos los aspectos; tuvimos estos sueños increíbles, y creo que junto a la iniciativa y a la confianza, y al tipo de hostilidad [necesaria] para tratar de lograr tu sueño, adentro hay una pequeña parte de ti que dice “no, esto es imposible, nunca podríamos lograrlo”. Todavía siento eso, y me despierto algunas mañanas y pienso: ¿Cómo pasó eso? ¿Cómo nos transformamos en este fenómeno mundial? Es grandioso, es asombroso y me siento muy agradecido, y creo que aún tengo un problema con poner eso en su lugar y quizás sea solamente, quizás sea suerte también.

Sus primeros cinco álbumes... Queen... Queen II... Sheer Heart Attack… A Night At The Opera y A Day At The Races… se han reeditado, remasterizado... hay pistas bonus... Hablemos del primer álbum, Queen, que registraron aquí en Trident [Studios]… ¿lo grabaron mayoritariamente de noche?

RT: Bueno, tienes razón, fue grabado mayoritariamente de noche, cuando David Bowie no estaba; habíamos sido contratados por este estudio, eran nuestros representantes. En ese entonces, era un estudio muy de moda.

BM: Los dueños del estudio, en cierta forma nos poseían, eran nuestros representantes, pero no querían gastar nada de dinero, por lo que básicamente si alguien como David Bowie estaba allí y terminaba una sesión a las 3 de la madrugada, recibíamos una llamada y nos decían “vengan, chicos, tenemos algo de tiempo muerto, vengan y trabajen un poco”.

RT: Y nosotros íbamos, desde las 2 hasta las 6 de la mañana y…

BM: Y así fue como se hizo el álbum. Entonces, aunque había tecnología genial a nuestro alrededor, no teníamos mucha libertad para usarla. Era en verdad aprovechar pequeños momentitos, y se nos consideraba un poco como los recién llegados que no sabíamos nada y nadie en realidad quería escuchar la forma en que pensábamos hacer las cosas.

RT: Porque estábamos siendo llevados de a poco hacia el sonido de moda en la batería, etc.; muy seco para nosotros.

BM: Ponían cinta por todos sus tambores y cojines en todas partes, que absorben el sonido, y hacían que la batería sonara “pff”, “tich”, “tich”.

RT: El famoso sonido de batería Trident, así se lo llamaba; había una cabina que estaba por allí -si te imaginas una gran sala de la cual eso es una parte pequeñita- y solíamos poner la batería ahí adentro y poníamos cinta a todo para que suene apagado y ese era el sonido de moda. David Bowie lo había usado; creo que el álbum sufre de eso, pero aún así tiene un montón de material bueno.

Roger, hay cierto sonido diferente en cinco de las pistas bonus incluídas en el primer álbum remasterizado… ¿Cuál es su historia, …por qué fueron grabadas?

RT: [Son] maquetas que hicimos antes de tener cualquier contrato discográfico o cosa [parecida] y las pregonamos a viva voz por cada compañía discográfica bajo el sol, suplicando por un contrato, en realidad.

BM: Entramos a un estudio y no teníamos contactos, éramos muy jóvenes, éramos pobres, teníamos un sueño, pero nadie compartía nuestro sueño y fuimos muy afortunados de conocer a esta persona que quería hacer ruido en el nuevo estudio que estaban construyendo, De Lane Lea en Wembley; entramos allí e hicimos algo de ruido para ellos y a cambio nos dejaron hacer estas cinco pistas. Éramos chicos emprendedores y ya sabíamos lo que queríamos, así que los cuatro entramos con un ingeniero [de sonido], Louis Austin, e hicimos estas cinco pistas y resultaron bastante del modo en que queríamos que sonaran. Un par de días, dos o tres días, creo que pasamos allí pero fue suficiente para calentar nuestros músculos y hacer estas… comenzar a modelar los sonidos que teníamos en nuestras cabezas.

RT: Brian hizo un muy buen trabajo cuando las encontró en un acetato [disco de referencia] y usando nueva tecnología logró quitar todo tipo de “clecs” y “clacs” y “pops” y suenan fantástico. De hecho, suenan mejor que el primer álbum.

Haz clic aquí para la Parte 2. 

Comparte este artículo

0 Comentarios

Queen 40: Entrevista a Brian May y Roger Taylor, Parte 1

Comunidad

Social Channels