Starmus: Reseña de Brian May + Tangerine Dream

CONCIERTO SONIC UNIVERSE: 24/06/2011, una experiencia cósmica con Brian May y Tangerine Dream

Tan pronto como nos aproximamos al Magma Centre en Tenerife nos dimos cuenta, inmediatamente, que ésta sería una experiencia increíble. Tangerine Dream y Brian estaban realizando la prueba de sonido, y cuando interpretaron Marmontel Riding On A Clef y Loved By The Sun fue un momento de gozo escuchar el sonido particular y familiar de la Red Special que resaltó muy bien. Ya estábamos impresionados, pero entonces ¡ensayaron We Will Rock You! Fue bastante claro que nos dirigíamos a algo épico: un viaje cósmico a través de la música de Edgar Froese de Tangerine Dream y el Dr. May.

El establecimiento estaba repleto; había una audiencia ampliamente heterogénea con aficionados de Tangerine Dream y Queen así como científicos, cosmonautas y estudiantes que arribaron de diferentes partes del mundo para rendir su homenaje final al Festival Starmus, organizado por el genial astrofísico Dr. Garik Israelian. Cuando entramos a la sala percibimos una atmósfera mágica. Fue uno de esos instantes en la vida cuando comprendes que eres parte de un evento que hará historia.

El propio espectáculo fue un verdadero suceso; más de dos horas de música excelente y emociones fuertes, con algunos grandes momentos sobre el escenario. Entre lo sobresaliente, hubo una canción dedicada al cosmonauta ruso Alexey Leonov y el pequeño discurso que él dio, Brian intercambiando solos con el guitarrista Bernhard Beibl de Tangerine Dream, una versión fantástica de Last Horizon con Hoshiko Yamane en violín, la asombrosa interpretación de flauta de Linda Spa haciendo un dueto con Brian en Sally's Garden, además de cierta improvisación intensa entre Edgar y Brian, perfectamente afinados el uno con el otro y muy bien apoyados por toda la banda.

Brighton Rock estremeció en grande al público, pero el clímax final que hizo saltar a todos de sus asientos se alcanzó con We Will Rock You, con la audiencia y Brian en voz, Iris Camaa en batería, Thorsten Quaeschning en percusión, y Edgar y Linda en palmas.

Al final, el concierto pareció demasiado corto; esas dos horas pasaron tan rápido. Después de todo, sólo se puede tener esperanzas de que éste no será un evento único. El espectáculo fue tan fenomenal, fascinante y experimental que sería grandioso ver a Brian y a Tangerine Dream trabajando juntos de nuevo alguna vez.

Reseña por Elias Vecchio, con agradecimiento a Raffa Rolla.

Photobucket

Elias con Edgar Froese de Tangerine Dream.

Comparte este artículo

0 Comentarios

Starmus: Reseña de Brian May + Tangerine Dream

Comunidad

Social Channels