Entrevistas - Queen

La corona de Queen

Freddie Mercury ya no es el líder de Queen.
¿Le han despedido? ¿Ha empezado una carrera en solitario? No, es sencillamente que la edición del álbum News Of The World LP (Asylum) ha dejado bien patente lo mucho que han prosperado las personalidades y las músicas del guitarrista Brian May, del batería Roger Taylor y del bajista John Deacon.
Los espectadores de la reciente gira Norteamericana de Queen no tienen duda alguna de que se trata de un grupo formado por cuatro personalidades independientes y no de un cantante con un mero grupo de acompañamiento. Freddie Mercury está encantado de que se sepa. 'Nunca me he considerado el líder”, comenta imparable. Como mucho el más importante”. El guitarrista May está de acuerdo. “Nuestras diferentes personalidades han salido a la luz en este álbum, cada corte es completamente diferente de los demás y no existe ningún concepto que los unifique.
Además de haber compuesto cada uno dos canciones, Roger y John se han involucrado más que nunca en la parte instrumental. Roger ha tocado la guitarra rítmica en algunas de sus composiciones (Sheer Heart Attack y Fight From The Inside): lógico dado que nadie mejor que él puede saber cómo quiere que suenen. Del mismo modo, John toca la acústica en uno de los suyos (Who Needs You). Yo he tocado las maracas aunque seguramente no lo haremos así en directo, en el estudio resulta mucho más práctico”.
Brian, por su parte ha cantado sus composiciones en News, pero estará encantado de que Freddie las cante en directo. “Es un artista natural", afirma Brian. “Le ves en el escenario y parece que ha nacido allí. Nos parece genial y no queremos que sea de otro modo”.
Como May y Mercury explican, no sólo ha habido cambios musicales en el grupo. “John se ocupa de las cuestiones monetarias”, dice Freddie. “Él es quien se entera cuando pasa algo que no debería pasar. Si Dios nos maldice, el resto del grupo no hará nada hasta que John no lo apruebe”.
“Roger es muy importante para nosotros en otro sentido. Siempre ha sido un fan del rock and roll de los que no tienen tiempo para pararse a pensar en música lo cual es muy bueno para nosotros: Instinto. Es también el más consciente de las tendencias musicales lo cual es muy importante para el grupo. Si oyes el tema Sheer Heart Attack en el nuevo álbum, entenderás lo que quiero decir. Casi suena como un grupo punk o new wave, pero fue escrita al mismo tiempo que el LP Sheer Heart Attack. Nos la enseñó entonces pero no estaba acabada y no tuvo tiempo de completarla antes de que entrásemos en el estudio. De eso hace ya tres años y ahora todos los discos que suenan son así. Punto”. ¿Y en qué está  Roger ahora? “Ha estado muy metido en el punk durante mucho tiempo pero se ha cansado”. Volveremos con el disco más tarde.
Y si todavía no te crees que la cabeza de Freddie no ostenta ninguna corona, merece la pena que leas sus comentarios acerca del funcionamiento del cuarteto: “Si cualquiera de nosotros dejase el grupo, Queen se acabarían. Somos cuatro partes entrelazadas de tal modo que si alguna de las cuatro falta, los otros tres no podríamos seguir en marcha”.
Queen acaban de terminar una gira especial por Norteamérica que, no por corta ha dejado de ser significativa en todos los sentidos. “Ha sido la primera vez que hemos actuado sin teloneros", explica Freddie. "Pasaban tantas cosas en el escenario que hubiera sido imposible dejar sitio a otro grupo. Y como hay tantas canciones que queremos que el público escuche, el concierto se haría extremadamente largo. Ya resulta bastante difícil decidir qué temas dejamos fuera: nos gustaría cantar todo temas nuevos pero sabemos que hay cosas que no podemos retirar porque los fans nos lincharían".
Esta última gira Norteamericana de Queen ha sido la clase de gira que los grupos de rock sueñan llevar a cabo. Brian está de acuerdo: “A pesar de que ha sido una gira corta, hemos conseguido algunos de los locales más prestigiosos. Muchos eran locales donde ya habíamos tocado pero en algunas ciudades nos hemos tenido que conformar con una segunda opción porque todo se montó con gran rapidez. También ha sido una gira muy completa: 35 fechas en seis semanas. Hemos tocado en locales muy grandes porque queríamos presentar el show completo y el equipo es dos veces más grande que en giras anteriores”.
“Llevamos un escenario desmontable, tres tráilers y un diseño de luces fenomenal. ¡Y no sólo en Nueva York y Los Ángeles! Por eso hemos alquilado salas grandes para que todo el mundo tenga acceso a disfrutar del show completo. La primera vez que usamos la pieza central en forma de corona fue en el Earl's Court de Londres con ocasión del jubileo de la Reina. No nos planteábamos llevárnosla de gira pero conseguimos que se desmontase para los traslados y la llevamos en todos los conciertos. Constituye el decorado más ambicioso que hemos tenido pero ha valido la pena: a los fans les ha encantado que es lo más importante”.
La última frase de Brian es típica de la actitud del grupo hacia sus fans, porque Queen han conseguido crear una de las relaciones más sólidas y cercanas del mercado musical. No se puede decir lo mismo de su relación con la prensa musical sobre todo en Inglaterra.  De hecho, muchos pensaron que We Are The Champions, era su manera de jactarse ante los periodistas de que habían llegado a la cima sin su ayuda. Otros lo han entendido como una declaración de la supremacía roquera del cuarteto. Pero, ¿cómo lo entienden ellos?  Contesta Freddie que por algo es el autor del tema:
“Podría ser, pero, la verdad, yo estaba pensando en el fútbol cuando la compuse. Quería una canción participativa, destinada a las multitudes, algo que nuestros fans pudieran hacer suyo. ‘A ver cómo se lo toman’ pensé… Y resulta que les ha encantado. La tocamos en un concierto privado en Londres y los fans se lanzaron a un canto futbolero entre las canciones. Claro que yo le he dado mayor sutileza teatral. Ya me conoces.  En ningún momento pensé en la prensa musical cuando la escribí. Ya no me preocupo por la prensa musical británica. Es un regalo para los músicos y para los fans.  Supongo que puede ser considerada mi My way  particular. No hemos tenido un camino de rosas y seguimos teniendo dificultades.
“Las canciones no tratan siempre de lo que la letra”, concluye Brian. “El mensaje de una canción se expresa de muchas maneras. Es la misma diferencia entre prosa y poesía. La prosa quiere decir exactamente lo que dice, mientras la poesía puede querer decir justamente lo contrario. Lo mismo pasa con esta canción. Como sabes, las composiciones de Freddie son a menudo equívocas. Esta es muy teatral, Freddie vive muy cerca de su arte, se puede decir que está casado con su música. Sea I Did It My Way o There's No Business Like Show Business. Debo decir que la primera vez que nos la canto en el estudio acabamos todos por los suelos partiéndonos de risa. Hay mucha gente en la prensa que nos odia porque siempre hemos pasado de ellos y porque hemos llegado a donde estamos sin su ayuda”.
“Pero en ninguna canción nuestra se va a atacar al público. Cuando la canción dice ‘we’ se refiere a ‘nosotros’ y ‘nuestros fans’. Cuando dimos el concierto privado los fans fueron maravillosos y lo entendieron a la perfección. Te va a parecer cursi, pero se nos llenaron los ojos de lágrimas”.  Freddie y Brian están de acuerdo: a los dos les emocionan las respuestas espontáneas a We Are The Champions.
News Of The World ha sido recibido con espontaneidad por el público porque, como dice Brian: “Es un disco espontáneo. Hemos logrado superar la falta de espontaneidad característica de nuestros anteriores álbumes. No voy a pedir disculpas por nuestros primeros álbumes, estamos orgullosos de ellos y no habríamos dejado que se publicasen de no ser así. Pero ahora encuentro que algunos están sobre-producidos y en esta ocasión queríamos salir con un álbum más roquero. Fue muy agradable hacer algo que no necesitaba tanta intensidad. Por ejemplo, hicimos 'Sleeping On The Sidewalk' en una sola toma porque nos pareció que había salido bien a la primera. Pensamos que el álbum es como una ventana abierta, no como algo estudiado, se trate de las canciones participativas o de los temas más sentidos de Freddie. Todas sus canciones son diferentes: de la heavy Get Down, Make Love a My Melancholy Blues, que no es más que lo que dice el título”.
Brian admites que sus canciones también son diferentes pero para él sigue siendo muy importante mantener su vida privada separada de sus canciones.  “Si no te guardas ciertas cosas puedes acabar mal”
Pero para el grupo tanto el álbum como la gira pertenecen ya al pasado y tienen que mirar al futuro. Volverán a Inglaterra en Nochebuena. “Mi madre me matará si no estoy en casa en Navidad, aún no me he perdido ninguna. A los demás les pasa lo mismo”.
Ha llegado el momento de hacer balance. “Todos nos hemos convertido en hombres de negocios”, reconoce Freddie, “a pesar de que va en contra de nuestra naturaleza. Es inevitable cuando tienes éxito. Por desgracia, ser músico no es solo grabar discos. ¡Ojala! Todos tenemos empresas, yo estoy produciendo a Peter Straker y tengo una empresa automovilística y muchos otros dedos en otros pasteles. Necesitamos que tomarnos algún tiempo para observar las cosas con perspectiva porque si no las cosas empezarán a estropearse
“También se habla de hacer una gran gira mundial, Gran Bretaña, Sudamérica, Japón, Estados Unidos, por supuesto, y otros lugares, pero eso lo dejamos para más adelante”. Los fans americanos podrán ver a Queen en 1978. “Pero diles que no sean demasiado avariciosos: ya nos han visto más que en cualquier otro país”.
¿Qué tal si les mandas un mensaje a los fans americanos, Freddie?  “Ya saben que les queremos mucho. Aparte de eso… Diles alguna ordinariez de mi parte…”

Entrevistas

Comparte este artículo