Entrevistas - Queen

Ministry of Works

¡Alarma en Munich! Freddie Mercury está retozando con un travestí ligero de ropa y son sólo tres de la tarde. ¿Eres suficiente hombre o mujer como para seguir leyendo? Entonces tómate las vitaminas y sígueme.
Queen están calentando para su próxima gira por Alemania y para celebrar que otro single suyo sube majestuosamente en las listas, celebran una pequeña fiesta para la prensa en el club P1 de Munich. Un lugar aún más decadente que el Whisky A Go Go del sur de Finchley.
El fantasma de Adolf Hitler probablemente se pasea por aquí en las noches oscuras, ya que el Führer utilizaba para almacenar sus cuadros y parte de su botín el club y el edificio de al lado. Lamentablemente no queda nada hoy en día.
En cambio, el club cuenta con joyas de otro tipo. Una selección de videos de Queen, incluyendo el famoso "Body Language"  y champán y vino fluyendo como las Cataratas del Niágara.
El cabaret es idea del propio Freddie: un grupo de drag queens en tanga y ropa interior, tan escandaloso que haría parecer a Divine tan manso como Proops Majorie. Freddie está más que dispuesto a participar cuando uno de ellos hace una interpretación de I Want to Break Free, pero el resto de Queen observan tímidamente desde la comodidad de la barra. Todo el mundo, pero todo el mundo, está aquí para presenciar el evento, incluyendo un equipo de filmación de la fuerza aérea de los EE.UU., desfilando en traje de combate y dando la lata.
Freddie está pasándoselo muy bien teniendo en cuenta que padece mucho dolor. Sigue sin contar ningún detalle pero apuesto a que se lastimó la pierna después de un incidente en un club. Un fisioterapeuta le da masajes casi todos los días.
"Un c…n me dio una patada", dice Fred. "Espero que mi rodilla se cure a tiempo para la gira, pero aún me da un montón de problemas. En el escenario tendré que prescindir de algunos de mis movimientos más guapos".
Fred ha estado también cojeando en un estudio de grabación de Munich para dar los toques finales a su primer álbum en solitario que se publicará enero. ¿Podría ser el principio de una separación de Queen? ¿Es cierto que le va a sustituir Limahl?
 
"No, en absoluto, hace mucho tiempo que quería hacer un álbum en solitario y el resto del grupo me ha animado a hacerlo. Algunos de ellos incluso participan  y me echan una mano.
Hay una gran cantidad de territorios musicales que quería explorar y no podía hacerlo con Queen. Quería hacer cosas como ritmos reggae y he hecho un par de temas con una orquesta. Tendrá un sonido muy rico".
Fred también ha estado trabajado con Michael Jackson, pero todavía no se sabe cuando va a ser editado. Han grabado juntos una selección de temas en el estudio casero de Michael y Freddie estuvo a punto de ser quien cantase ‘State of Shock’.
"Tuve que irme de viaje, de modo que vino Mick y lo grabó", explica. "No me importa. Me gustaría editar algo con Michael porque es una persona maravillosa con quien trabajar. Es sólo cuestión de tiempo. Parece que es imposible que coincidamos. ¡Pensar que podría haber cantado en ‘Thriller’! ¡Imagina la cantidad de royalties que me he perdido! Michael ha sido amigo nuestro desde hace mucho tiempo. Ha venido a vernos en directo y se lo ha pasado muy bien. Formamos un gran equipo”.
Una de las canciones de Fred, ‘Love Kills’, va a ser usada en la banda sonora de la versión reactivada de ‘Metropolis’ y el cantante espera hacer un video de 20 minutos con cuatro o cinco de sus canciones.
Freddie y el resto de miembros de Queen han sido siempre grandes admiradores de  ‘Metropolis’, un film que se estrenó en 1927. El decorado de sus shows en vivo, que representa una ciudad futurista, es fruto de esta admiración.
El equipo de luces que llevarán en la gira mide 22.55 por 15,24 metros y el diseño original era tan pesado que hubo que cambiarlo porque se corría el riesgo de que se cayesen los techos de los teatros. Menudo plan: ¡morirse aplastado por tu propio equipo de luces! 
Después del tour europeo, Queen se llevarán todos el montaje a Sudamérica, donde serán cabeza de cartel de un festival de 10 días en Rio. Allí actuarán en un anfiteatro junto al mar donde caben 300,000 personas sentadas. En comparación, el festival de  Donington parece el Marquee. Una emisora de Rio organizó una encuesta para saber cuáles eran los grupos más populares y los promotores locales decidieron montar el festival. Ni que decir tiene que Queen salieron los primeros.
Queen también actuarán en Sudáfrica. Lo cual ha levantado un gran revuelo. Sobre todo porque el recuerdo de Nelson Mándela está aún reciente.
"Hemos pensado mucho en el aspecto ético del asunto y hemos decidido que lo vamos a hacer”, dice Brian May. "Este grupo no es político, no hacemos reivindicaciones, tocamos para todos los que quieren venir a escucharnos. El show va a tener lugar en Botswana con público blanco y negro".
El grupo quería actuar también en Rusia pero las autoridades no les han dado permiso. Quizá cambie esta situación dado que a Iron Maiden se les permitió entrar en Polonia y se armó una buena.
"Los rusos piensan que somos muy decadentes”, confía Roger Taylor. "Queremos tocar también en China y Korea que es un sitio fascinante. Están acabando las obras del estadio para los próximos Juegos Olímpicos”.
Tal vez los rusos se han enterado del tren de vida de Roger en Ibiza. Se ha comprado una casa allí y se divierte haciendo carreras con su potente fueraborda. Pero las vacaciones se han acabado por el momento y, tras dos años de descanso, Queen están ensayando más de 12 horas cada día.
"¡Hay que ver cómo nos hemos oxidado! Tenemos que sacudirnos las telarañas”, continua  Roger. “Nos está costando mucho. Ensayamos hasta las nueve, cenamos todos juntos y decidimos qué vamos a hacer  por la noche. Aquí los clubs son muy divertidos. Hay para todos los gustos, manías y perversiones”.
"En la gira vamos a tocar muchas canciones antiguas y queremos dar al publico lo que quiere. La mayor parte de la música que oigo en la radio no me interesa. No entiendo como Spandau Ballet pueden resultar excitantes para nadie. A mi no me dicen nada. Prefiero escuchar a Bruce Springsteen".
Puede que Queen sea un grupo veterano, pero Roger se jacta de que las entradas para sus conciertos en Gran Bretaña se vendieron en tres horas justas y que hubieran muy bien podido añadir otras doce fechas.
"Nosotros tenemos todavía la mentalidad de gitanos del rock and roll", dice. "Después de 12 años sin ningún cambió de miembros todavía nos divierte tocar en directo, lo mismo que tener singles de éxito. Otros grupos de nuestro nivel lo dan ya por hecho, pero nosotros todavía somos como niños y nos ponemos muy contentos. Tienes que divertirte, si Queen dejaran de ser divertidos, yo lo mandaría todo a la porra y me dedicaría a vender flores".

Entrevistas

Comparte este artículo