Freddie
Mercury

Nombre Verdadero Farrokh Bulsara
Fecha de Nacimiento Sept 5, 1946 - Nov 24, 1991
Lugar de Nacimiento Zanzíbar, Tanzania
Instrumentos Voz, piano, guitarra, teclados

La vida de Farrokh Bulsara comenzó en la isla del lado este de África, Zanzíbar, el 5 de septiembre de 1946. 25 años más tarde en Londres, bajo el nombre de Freddie Mercury, lideraba a la actualmente legendaria banda de rock, Queen.

Hijo de Bomi y Jer Bulsara, Freddie, pasó la mayor parte de su niñez en India, donde acudía a la escuela en el internado de St. Peter’s. Empezó a tomar lecciones de piano a la edad de 7 años. Nadie hubiera podido predecir entonces hasta dónde lo llevaría el amor por la música.

La familia Bulsara se mudó a Middlesex en 1964, y ahí Freddie se unió a una banda de blues llamada Wreckage mientras estudiaba diseño gráfico en el Ealing College of Art. Cuando cantaba para el grupo Wreckage, un compañero lo presentó con Roger Taylor y Brian May, miembros fundadores de una banda llamada Smile. Smile se convirtió en Queen cuando Freddie se unió a Roger y Brian, como su vocalista principal. El miembro final de la agrupación, que permanecería unida por los siguientes 20 años, fue el bajista John Deacon, quien se unió al grupo el 1º de marzo de 1971.

 

El resto es historia. EMI Records y Elektra Records firmaron con la banda y en 1973 su álbum debut, Queen, fue publicado y fue elogiado como una de las más emocionantes revelaciones en la historia de la música rock.

El sencillo de estilo operático inmortal, Bohemian Rhapsody, fue publicado en 1975, y llegó a la cima del chart británico por 9 semanas. Una canción que casi no llegó a ser lanzada debido a su larga duración y estilo inusual, pero que el mismo Freddie insistía que sí sería escuchada. Se convirtió en un éxito reconocido instantáneamente. Para ese entonces, el talento único de Freddie era ampliamente reconocido: una voz con un rango notable y una presencia escénica que dio a Queen su colorida, impredecible y extravagante personalidad.

Muy pronto, la popularidad de Queen se extendió más allá de las fronteras del Reino Unido, con sus éxitos en los charts y sus triunfos a través de Europa, Japón y Estados Unidos, donde en 1979 estaban en los primeros lugares de los charts con la canción Crazy Little thing Called Love, de Freddie.

Queen siempre se manejó como una organización indiscutiblemente democrática. Cada uno de sus cuatro miembros fueron responsables por haber compuesto sencillos que llegaron al número 1 en los charts. Esta masiva fuerza creativa, combinada con juegos de luces espectaculares, sonido impecable, un toque de teatralidad, y los movimientos dancísticos de Freddie, conformaron lo que fue Queen en escena y en video.

A través de la habilidad de Freddie para proyectarse a sí mismo y proyectar la música y la imagen del grupo a todos los rincones de los enormes escenarios de más de 70,000 asistentes, Queen se dio a conocer como los desarrolladores del género del rock de estadios, una reputación conservada a través de sus tácticas pioneras en Sudamérica, donde, en 1981, se presentaron ante 231,000 fans en Sao Paulo, un récord mundial en aquella época. También se dieron a conocer como innovadores en el área de los videos, con su amplio catálogo de video-clips de 3 minutos que se hacían en estilos, duraciones y contenidos cada vez más aventurados.

 

Su fenomenal éxito siguió a lo largo de los años 80 en todo el mundo, destacando en 1985 por su victoriosa e inolvidable participación en el escenario de Live Aid.

A mediados de los 80’s, Freddie se concentró en su carrera solista, que ocurría simultáneamente con la de Queen (“la Nave Nodriza”) a lo largo de varios álbumes, iniciando en 1985 con el lanzamiento de Mr. Bad Guy. El sentido de auto-parodia de Freddie alcanzó su cima con su versión cover de la canción The Great Pretender de The Platters en 1987, en cuyo video se le veía descendiendo de una escalinata entre miles de Freddies de cartón de tamaño real.

Su primera colaboración importante fuera de Queen fue con Dave Clark en las grabaciones del musical del West End de Londres llamado Time, en 1986. Esta colaboración fue seguida en 1987 con la realización de uno de los sueños de toda la vida de Freddie: grabar con la mundialmente reconocida diva de la ópera, Montserrat Caballé. La canción que dio título al LP, Barcelona, se convirtió en el himno de la ciudad natal de la Señora Caballé, y en tema de las Olimpiadas de 1992.

Mientras era principalmente reconocido como el líder de una de las bandas más progresistas de rock de los años 70, Freddie desafió ese estereotipo. El gusto por aventurarse en nuevos territorios (una característica que influyó en la dirección que Queen tomó) llevó a Freddie a explorar sus intereses en un amplio espectro de las artes, particularmente en el área del ballet, la ópera y el teatro, incluso llegando a participar en ello: en octubre de 1977, la abarrotada audiencia de una gala de caridad en el Coliseum de Londres, organizada por el bailarín principal del Royal Ballet, Wayne Eagling, recibió la sorpresa de ver a un Freddie sin anuncio previo, ataviado con su leotardo de lentejuelas plateadas, presentando una complicada rutina coreografiada por Eagling, especialmente para él. En 1987 hizo una aparición única en la obra musical Time, de Dave Clarke, en el teatro Dominion, aunque se rumora que Freddie ocasionalmente acudía al teatro para apoyar el musical de su amigo Clarke ¡vendiendo helados durante una noche, en los puestos de comida¡ A Freddie le hubiera encantado saber que el teatro Dominion fue después el anfitrión del fenomenal éxito musical We Will Rock You de Queen, que se presentó ahí durante 12 años.

Freddie regresó a los estudios para grabar Innuendo con Queen en 1990.

El 24 de noviembre de 1991, la lucha de Freddie contra el SIDA llegó a su fin cuando falleció a sólo 24 horas de haber anunciado públicamente que padecía la enfermedad. Músicos y fans de todo el mundo rindieron homenaje cuando el deceso del embajador más innovador y extravagante del rock significó el final de una época, durante el Concierto Tributo a Freddie Mercury en el estadio de Wembley, el 20 de abril de 1992: momento que vio nacer al Mercury Phoenix Trust, organización de caridad en favor de la lucha contra el SIDA, creada en honor del recuerdo de Freddie por los miembros restantes de Queen, y por el representante legal de Freddie, Jim Beach.

Freddie Mercury, quien se graduó con honores en estrellato mientras daba un nuevo significado a la palabra “showmanship”, dejó tras sí un legado de canciones que jamás perderán su lugar como clásicos que vivirán por siempre. Algunas de las más impresionantes de ellas fueron inmortalizadas en el álbum Made In Heaven, publicado en noviembre de 1995. La funda del álbum muestra una vista favorita de Freddie en Montreux.

Aunque han transcurrido veinte años desde que Freddie perdió la vida por causa de las complicaciones provocadas por el VIH, él permanece presente en la mente de millones de personas en todo el mundo como uno de los más grandes artistas que han existido. En septiembre de 2010 (coincidiendo con el cumpleaños 64 de Freddie) una encuesta realizada entre fans del rock lo nombró como la Más Grande Leyenda del Rock De Todos Los Tiempos, sobrepasando a Elvis Presley y por encima de David Bowie, Jon Bon Jovi, Jimi Hendrix y Ozzy Osbourne.

El vocero de OnePoll.com, empresa que condujo la encuesta, dijo: "Freddie Mercury lo tenía todo, la voz, la imagen, la presencia escénica, todo. Él combinó su oído para la música con su habilidad para llegar al público en los estadios, y por ello, millones de personas se sintieron devastadas cuando el VIH lo mató en 1991. Su leyenda vivirá por siempre.” (OnePoll.Com. Septiembre 6, 2010)

El 5 de septiembre de 2010, el Mercury Phoenix Trust lanzó Freddie For A Day, una gran iniciativa anual diseñada para celebrar la vida de Freddie en la fecha de su cumpleaños, y para dar apoyo al trabajo continuo de la organización. El proyecto anima a los fans a vestirse como Freddie durante un día para, con ello, reunir fondos para el MPT a través de patrocinios. Nadie podría haber imaginado la extraordinaria respuesta que resultó, con fans de 24 países a lo largo del mundo, desde Argentina hasta Ukrania, uniéndose a la idea para hacer su propio tributo especial para Freddie.

Algunos enviaron fotos mostrando sus cosas desde casa, cantando con un micrófono en su recámara. Otros se lanzaron de lleno y se pasaron el día entero ataviados como Freddie, incluyendo a una fan de Estados Unidos que se vistió como Freddie en I’m Going Slightly Mad, y luego pasó el día en el centro comercial de su localidad y en el zoológico de Columbus en Ohio con un pingüino y un gorila. Otro tomó un viaje en tren ultra veloz desde Francia hasta Suiza vestido con un leotardo de arlequín. Las historias de esos días extraordinarios y divertidos son numerosas, y como resultado, Freddie For A Day es ahora un evento anual.

Para llevarlo todo a un nivel adicional, el cumpleaños 65 de Freddie, el 5 de septiembre de 2011, se celebró con una gran fiesta en Londres en apoyo al Mercury Phoenix Trust, conducida por Brian May y Roger Taylor de Queen.

Una película de Hollywood sobre Freddie y Queen, producida por GK Films, Tribeca Productions de Robert de Niro, y Queen Films, empezará a grabarse pronto.

La vida de Freddie Mercury se continúa celebrando cada año a través de una fiesta oficial en su honor, organizada por el Mercury Phoenix en Montreux, Suiza.

www.mercuryphoenixtrust.com