LIVEAID

Rolling Stone: En retrospectiva - Queen se roba el show en Live Aid

En retrospectiva: Queen se roba el show en Live Aid

Por ANDY GREENE - 5 DE FEBRERO DE 2013, 11:40 HS.

Queen tenía una dura tarea por delante cuando se subieron al escenario de Live Aid en julio de 1985. Este era -podría decirse- el mayor concierto en la historia del rock, presentando reuniones de Led Zeppelin, The Who, Black Sabbath y Crosby, Stills, Nash And Young, además de actuaciones de prácticamente todos los grandes nombres del rock. ¿Como podrían destacarse? Freddie Mercury insistió a la prensa que el espectáculo no era algún tipo de competencia, aunque astutamente pidió subir al escenario a las 18:00 hs, sabiendo que era probable que la audiencia televisiva en Inglaterra comenzara a alcanzar su máximo alrededor de esa hora.

Les quedaba mucho trabajo por hacer. Money For Nothing era la canción del verano [boreal], y Dire Straits la acababa de interpretar con Sting antes de cerrar con Sultans Of Swing. Su presentación fue precedida por U2, que habían destrozado completamente el lugar con una lista de dos canciones que culminó con una versión de 12 minutos de Bad. Queen también sabía que serían seguidos inmediatamente después por David Bowie, la primera actuación de los Who en tres años y Elton John con los invitados especiales Wham!

Freddie Mercury: His Life in Pictures [Su Vida En Imágenes].

En los 20 minutos dados, la banda de Mercury hizo todo lo posible por apiñar un concierto completo en ellos. Abrieron con una abreviada Bohemian Rhapsody que continuó directamente hacia Radio Ga Ga. Su simple más nuevo, Hammer To Fall, vino después, seguido por Crazy Little Thing Called Love y el final de We Will Rock You hacia We Are The Champions. Muchas bandas fueron engullidas por el enorme escenario en Wembley (a préstamo de la gira Born In The USA de Bruce Springsteen), pero Mercury lo trabajó como un profesional eximio.

Su tarea fue simplificada por el sencillo hecho de que las grandes reuniones (Zeppelin, Who, Sabbath, CSNY) no causaron ninguna sensación. Esos actos estuvieron desgraciadamente poco ensayados y, en el caso de Led Zeppelin, poco afinados. Queen nunca sonó mejor, y muchos críticos dijeron que se robaron el espectáculo, aunque U2 dió una muy buena pelea. Mantenidos a flote por la buena voluntad, Queen reservó una gira de estadios para 1986. Fue otro triunfo, pero sería tristemente su salida final con Mercury.

Haz clic aquí para leer el artículo completo [en inglés].

Comparte este artículo

13 Comentarios

Rolling Stone: En retrospectiva - Queen se roba el show en Live Aid

Comunidad

Social Channels