Entrevistas - Queen

La historia de Queen

Tom Brown (TB): Hola, Radio One tiene el honor de presentar en dos programas a los miembros de Queen hablando de sí mismo y de su música. Queen, formados en 1971, es una de las mayores bandas de rock del mundo. Con seis álbumes importantes y diez sencillos de éxito. Les presento a los miembros de Queen: Primero su vocalista y pianista... 

Freddie: Freddie Mercury... ahhahahah

TB: Guitarra, composición y arreglos,

Brian. Brian May, aquí estoy.

TB: A la batería...

Roger: y a veces voces adicionales... Roger Taylor.

TB: Bienvenido Roger. Al bajo y piano eléctrico...
John: Eh... John Deacon.

TB: Bien. Juntos han vendido unos 40 millones de discos en el mundo, es una cifra. Primero quisiera preguntarte Freddie, ¿cómo empezó todo?
Freddie: resumiendo, Brian y Roger estaban en una banda muy rockera llamada Smile, y yo estaba en otro grupo que se llamaba Wreckage o algo así...

Roger: Aún más rockera, ¿no? con un nombre así…

Freddie: así es, y éramos amigos, desde el colegio. Dos años después de habernos conocido, decidimos que montaríamos un grupo, así de sencillo. Pensamos que musicalmente podíamos congeniar. Entonces conocimos a John y decidimos llamarnos Queen.

TB: Roger, volvamos a los comienzos del grupo. ¿Freddie y tú trabajabais en un puesto del mercado de Kensington?

Roger: Ah, sí, compañeros de fatiga. Era como un centro social en esta época. Al principio de Queen, pasamos por todas las dificultades para encontrar a un manager, una discográfica, etc... Sudamos tinta para encontrar maneras de conseguir lo que buscábamos, hicimos maquetas, etc... Y a través de unos amigos conseguimos engancharnos a este negocio. Al final encontramos varias compañías interesadas. Dimos un concierto en el King’s College, creo, en algún sitio en el sur de Londres, y conseguimos invitar a muchas discográficas. Entonces empezamos a negociar con varias compañías, dejándonos querer.

TB: ¿Cuánto tiempo pasó entre que hicisteis la maqueta y la firma del contrato con la discográfica?

Roger: Se me hizo eterno... ¡80 años!

Brian: Unos dos años...

Roger: Sí, año y medio, dos años.

Brian: Fueron tiempos muy frustrantes. Para cuando salió el primer álbum, los temas del repertorio eran muy antiguos para nosotros. Todo era muy raro. Éramos un grupo que lo tenía muy claro en términos de directo, de producción, de puesta en escena, etc... Tocamos sin parar, y cuando por fin salió el disco, y la gente lo empezaba a poner, nos sonaba a algo antiguo. La gente nos encasillaba como en la cola final del “glitter rock” o algo así. 

ROCK ‘n ROLL DE LOS TIEMPOS MODERNOS

Roger: La... la relación fue un poco amarga con la prensa musical de este país.

TB: ¿No les gusta la prensa musical?

Roger: No, siendo honesto, no, en absoluto.

TB: hahahahahah!

Freddie: La prensa musical tiende a meterte en un saco desde el principio, te pone una etiqueta, la que les conviene a ellos, y a nosotros nos molestaba, queríamos seguir nuestro camino, no ser lo que la prensa quería que fuéramos. Desde el principio, la relación ha sido tormentosa.
Roger: Si, desde el primer día con el primer disco. Y a eso hay que añadir que antes de sacar nuestro primer disco éramos perfectamente desconocidos. Y de repente, no es que nos hiciéramos famosos, pero sí se hablaba de nosotros, y a la prensa le gusta mucho presumir de haberte descubierto, cosa que con nosotros no fue el caso. Así, de repente, allí estábamos, tocando para muchísima gente, y a la prensa le pilló un poco por sorpresa.

TB: ¿Su particular estilo tan personal fue algo que tenían claro desde el principio o bien fue surgiendo con el tiempo?

Brian: teníamos ciertas ideas, ciertas cosas muy claras, como un patrón digamos que queríamos seguir. Empezamos con la idea de ser un grupo de heavy, pero con buenas melodías y harmonías, y al final lo desarrollamos por nuestro camino. En el primer álbum plasmamos lo que hacíamos en directo en este momento. Entramos y salimos del estudio muy rápido. En esta época, teníamos muchas ideas sobre lo que podríamos hacer si nos dieran el debido tiempo en un estudio de grabación. Nos quedamos con muchas cosas para el álbum “Queen II”. Pero gran parte del álbum “Queen II” fue escrito cuando hicimos el primer álbum.

TB: Bien, vuelvo a “Queen”. El primer tema que vamos a escuchar es “Keep Yourself Alive”, el primer sencillo extraído de este álbum.

Suena KEEP YOURSELF ALIVE.

TB: Brian, ¿te decepcionó que el sencillo no tuviera más éxito?

Brian: Pues claro. Esto me hace viajar justo a esta época de la que tengo un recuerdo muy vivo, era justo cuando empezábamos. Hicimos unos conciertos por nuestra cuenta, pequeños conciertos. Y nos fuimos de teloneros de Moot The Hoople por todo el país, y conseguimos muy buenas reacciones. Pensamos “bueno, parece que por fin estamos yendo a algún sitio”, y vigilábamos las listas de venta, pero ni el sencillo ni el álbum entraban de ninguna manera entre los más vendidos. No entendíamos nada, estábamos contra la pared, sin saber qué hacer. No conseguíamos que ninguna radio pusiera el sencillo. Sin duda, los comienzos son muy, muy duros. No tienes ningún pasado, nadie sabe nada de ti.

TB: John, ahora tengo una pregunta para ti, todavía no te hemos escuchado. Eres licenciado en electrónica. ¿Significa esto que eres el responsable grupo cuando hay problemas con las máquinas, o algún tema técnico y complicado?

John: No especialmente. Ayudaba al principio cuando empezamos, los cuatro y nuestro técnico, John Harris, que está con nosotros desde que empezamos. Entre él y yo al principio, solucionábamos muchas cosas. Pero ahora tenemos un equipo de unas veinte personas que se encarga de esto.

TB: Cuando están en el estudio, limitados con una pequeña mesa de mezclas pero rodeados por todos estos equipos electrónicos de ciencia-ficción, les resulta difícil mantener las manos quietas y no preguntar, ¿para qué sirve esto y aquello?

John: Lo hacemos, todos queremos aprender lo que puede dar de sí un estudio, cuanto más sepamos, mejor para conseguir los sonidos y las ideas que queremos. Nos interesa mucho lo que puede aportar la técnica del estudio. Si un músico no conoce eso, le limita mucho en su trabajo. 

TB. Ahora tocas el bajo ¿Tocabas antes con  Roger?

John: No, vine a vivir a Londres, y estuve aquí dos años sin tocar con nadie. Antes de venir a Londres sí tocaba con bandas en el cole, pero lo deje al llegar a Londres. A los dos años de estar aquí, me encontré con Roger y Brian que ya conocía porque actuábamos en las mismas escuelas alrededor de Londres. Me enteré que buscaban un bajista, les dije que estaba interesado, y me hicieron una prueba para ver como funcionábamos juntos. Llevabais juntos unos seis meses antes de esto, ¿no?

Roger: Creo que algo más, quieres decir como Queen ¿no? Conocíamos a tres bajistas a la semana, hasta que conocimos a John.

John: Y parece que todo encajó.

TB: ¿Estabais todos de acuerdo en cuanto al estilo de música que ibais a tocar?

John: Bueeeeno... no sé. Ellos ya estaban funcionado como grupo, lo tenían todo muy claro cuando entré en el grupo, yo sólo me adapté.

Brian: Es muy modesto.

John: Necesité unos años para encajar del todo, me empecé a desarrollar más tarde.

TB: Bueno John, eliges tú, ¿qué quieres escuchar?

John: He elegido un tema de Marvin Gaye “I Heard it On The Grapevine”. Me encanta este sonido tan americano, los bajistas son muy buenos, esta canción tiene una atmósfera buenísima.

Suena I HEARD IT ON THE GRAPEVINE - MARVIN GAYE.

TB: John, eres padre de familia, ¿no?

John: Sí, más o menos. Tengo un hijo pequeño, sí.

TB: ¿Te resulta difícil estar de gira por los EE.UU. y estar lejos de la familia?
 
John: Sí, es un esfuerzo, pero procuro hacer funcionar las dos cosas juntas. Puede resultar complicado, pero intento que así sea.

TB: ¿Cómo reacciona a que su padre sea una estrella?

John: No lo sé, ¡todavía no habla! (todos ríen).

TB: ¿Cómo crees que va a reaccionar?

John: No lo sé, ya veremos. Está empezando a hablar entonces en breve sabré lo que piensa.

Roger: John es también nuestro cerebro del grupo en todo lo relacionado con los negocios.

TB. ¿Ah sí?

John: Sí, procuro cuidar un poco ese aspecto, sí.

TB: Entonces lees los contratos, controlas los pagos, etc...

John: Es muy interesante, cuando estás al nivel al que estamos, es muy interesante ver que está pasando.

TB: Brian, eres licenciado en Física y empezaste un doctorado en Astronomía. ¿Por qué astronomía?

Brian: Es algo que siempre me ha interesado mucho. Cuando era un niño, miraba mucho a las estrellas, construía telescopios, etc... Pensé que sí algún día podía ser astrónomo, porque no.

THE SEVEN SEAS OF RHYE

TB: A la orilla del mar... Este fue el sencillo que les lanzó, con el que todo empezó.
Roger ¿por qué hay un poco de “Seven Seas Of Rhye” en”Queen” y otro poquito en “Queen II”?

Roger: bueno, creo que Freddie tenía el tema a medio hacer, y pensamos que era una buena manera de terminar el primer álbum, con la idea de empezar el álbum siguiente con esta canción...

TB: ¿Ya terminada?

Roger: Con la canción terminada, sí. Para empezar bien. De hecho, terminamos el segundo disco con esta canción, y cambió un poco entonces y la sacamos como sencillo porque nos parecía muy buena.

TB: Freddie, me dirijo a ti, ya que la has escrito tú. ¿Qué significan la letra?

Freddie: Vaya, ¡nunca deberías hacerme esta pregunta! Mis letras están para que cada uno las interprete a su manera. Me he olvidado de lo que significaban realmente.

TB ¿Qué eran los siete mares de Rhye?

Freddie: Es algo inventado, no estoy echando balones fuera, en serio, es así. Es sólo un producto de la imaginación.

TB: Tienes un enfoque algo surrealista ¿es correcto decirlo así?

Freddie: Un enfoque imaginativo, creo,  sí.

TB: Eso es, un enfoque imaginativo.

Freddie: Realmente, todo depende de qué tipo de canción. Cuando la compuse, estaba aprendiendo muchas cosas. Me parece muy complicado estructurar una canción, escribir letras. Me resulta difícil hacer esto, ya que mi punto fuerte es la melodía. Primero me centro en la melodía, luego en la estructura de la canción y luego la letra viene al final. 

TB: ¿Tienes influencias de Salvador Dalí?

Freddie: No exactamente. Le admiro mucho pero no llega a ser una influencia. No me llega tanto la pintura. La única vez que una pintura  me inspiró  fue para “The Fairy-Fellow’s Masterstroke” dónde una pintura de Ríchard Dadd que está en la Tate Gallery me inspiró totalmente. Me llegó, investigué mucho sobre esa pintura y me inspiró una canción sobre el lienzo. Contar lo que yo pensaba estaba en este lienzo.

TB: ¿Qué descubriste en tus investigaciones sobre esta pintura?

Freddie: Me interesa el arte del collage, y además me gusta este artista, y me gustó su pintura, y pensé que quería escribir una canción sobre esto.

TB: Escuchamos esta canción.

Roger: Está en “Queen II” 

SUENA THE FAIRY-FELLOWS MASTERSTROKE

Roger: Creo que es uno de sus primeros experimentos importantes con el sonido estéreo. 

TB: ¿Cómo eligen que canciones formarán parte del álbum? Porque creo que todos escriben ¿no?

TODOS: Bueeenno, sí, peleamos, discutimos...

Freddie: Cada uno compone por su lado, cuando ya nos quedamos cada uno a lo nuestro después de la gira o algo así. Luego nos juntamos y nos ponemos nuestras canciones nuevas. Y para terminar, tenemos un enorme proceso de selección para saber qué canción estará o no en el álbum.

Roger: Como “ni en broma voy a tocar yo esto”, o “olvídalo, ¡nunca!”

Freddie: Sí, más o menos, y también consideramos cada canción en sí misma y en relación con las otras canciones del disco. Procuramos pensar en un álbum en vez de pensar en canciones individuales.

Roger: Si, en el pasado intentamos aportar mucha variedad en cada disco, con muchos contrastes, y tenemos una buena mezcla de materiales muy distintos.

Tb: Bien, vayamos al lado más rockero de Queen con “The March Of The Black Queen” del álbum “Queen II”.

Suena THE MARCH OF THE BLACK QUEEN.

TB. Brian, ¿qué nos puedes contar de “Queen II”?

Brian: me pareció buena idea poner esta canción porque de alguna manera, “Queen II” es la raíz de todo lo que vino después. Y si la gente no hubiese escuchado esto antes, podrían pensar que es algo del nuevo disco realmente. A mí me suena así de fresco y hay muchas cosas que todavía se pueden descubrir escuchándolo. Hay muchas harmonías, sonidos entrelazados, las harmonías con guitarra, cosas así. Es un poco el precursor de “Bohemian Rhapsody” en muchos. Y creo que éste es un álbum muy importante para nosotros.  También es el primero que entró en la lista de ventas.

TB: ¿Cuánto tardásteis en grabar “The March Of The Black Queen”?

Roger: Gastamos cinta hasta que ésta se volvió transparente. ¡Literalmente!

Freddie: Eran los días de los estudios con 16 pistas, ahora tenemos 24 o 32. Antes, teníamos que duplicar las pistas con la de 16 pistas. Añadíamos y añadíamos más y más pistas, apiladas.  Es como  dice Roger, la cinta se volvió transparente porque ya no cabía nada más en ella. Creo que se partió en un par de ocasiones.

Roger: nos pasamos tanto con el duplicado de pistas que el óxido había desaparecido y se quedó transparente.

Brian: Fue un paso importante para nosotros, desde luego en aquel entonces, nadie hacia este tipo de cosas.

Roger: De hecho, cuando salió el disco, estábamos haciendo nuestra primera gira como teloneros.  Tras telonear a Mott The Hoople, ganamos mucha experiencia con el directo, y nuestro público empezó a crecer mucho, para una banda relativamente desconocida quiero decir.

TB: ¿Así que fuisteis teloneros de Mott The Hoople en los EE.UU?

Roger: Sí, así es, parecía un paso lógico, porque el disco iba bien, y nos llevamos muy bien con ellos, musicalmente y personalmente también. Esto es algo que no siempre nos pasa. Siempre es bueno cuando los grupos que tocan juntos en una gira se llevan bien. Y era un paso lógico irnos a EE.UU. con ellos. Aprendimos mucho de ellos, son una muy buena banda en directo.

Brian: una excelente banda en directo, sí señor.

Roger: Nos lo pasamos muy bien en la gira americana, hasta que Brian tuvo hepatitis, se desmayó en escena y nos tuvimos que volver. En este momento, todo pintaba muy negro (risas).

TB: Y entonces pasó algo extraordinario, tras haber sido teloneros en Inglaterra y luego en EE.UU., pasasteis a ser cabeza de cartel en Inglaterra, e inmediatamente después en los EE.UU.

 Roger: Sí, fue todo muy raro, porque en nada estábamos tocando en The Rainbow nosotros solitos.

Freddie: Asumimos muchos riesgos y nos salió bien...

Roger: Sí, salió bien... casi todo.

TB: En los EE.UU. consiguieron un manager americano.

Roger: Bueno, ya trabajaba con nosotros. Fue contratado por Trident, que era nuestra  compañía  de management en esta época. Un contrato de producción. Creo que nos ayudó en muchos aspectos a entrar en el mercado americano, siendo él mismo americano. Es de California.

Freddie: Creo que ya habíamos firmado todos los contratos fonográficos y editoriales. Así que en efecto, estábamos  con Trident y más tarde Jack Nelson (que es como se llamaba) entró para ocuparse de cosas más relacionadas con el management puro y duro. Digamos que entró más tarde. 

Brian: Voy a explicar esto un poco más. Cuando llegó el momento de firmar con alguna discográfica, un par de ellas estaban interesadas. Pero en vez de firmar directamente con ellas, lo que hicimos fue firmar un acuerdo con una empresa de producción.  El trato era el siguiente: nosotros grabábamos para la empresa de producción, Trident, y ellos licenciaban el disco a la compañía discográfica. Trident era una especia de intermediario.

Roger: En su momento, nos pareció una buena idea. Una empresa potente, establecida, con cierto poder en el negocio, parecía más capacitada para enfrentarse a una potente discográfica que unos pobres músicos que empiezan.

Brian: Pero lo cierto es que es un enorme inconveniente que tu manager sea también tu compañía discográfica. Porque ya no tienes a nadie que te represente frente a la compañía de discos.  Y llegas a una situación imposible dónde es básicamente el grupo contra todos los demás. Y eso creaba conflictos y fricciones en todos los aspectos de la relación.

TB: Muy bien, llegamos a vuestro tercer álbum, “Sheer Heart Attack”, y el mayor éxito del disco que fue Nº2 en Noviembre de 1974 el sencillo “Killer Queen”. 

Suena KILLER QUEEN

TB: ¿Una chica encantadora que conocíais en este momento?

Freddie: No, una vez más, una persona ficticia.

TB: Quiero decir, las letras son maravillosas: “dinamita y rayo láser, garantizado: te estallará la cabeza”. “Pólvora en gelatina”, es genial. ¿Y no nos quiere dar ninguna pista? (risas)

Freddie: Si tuviera que analizar cada palabra, creo que sería muy aburrido para los oyentes y podría hacer pedazos muchas ilusiones. Mejor lo dejamos como está.

Entrevistas

Comparte este artículo