Entrevistas - Queen

Monstruo

Monstruo


Y luego estaba Freddie Mercury. Dice la leyenda urbana que él mismo convenció a las radios de que Bohemian Rhapsody, aunque durara varios miles de minutos, podía sonar en radio. “Yo era promotor de radio,  en la época, y conocía muy, muy bien a Freddie Mercury, un monstruo” En este momento, el Sr Hall, canta, si a esto se le puede llamar cantar, un trocito de Bohemian Rhapsody. Muy desagradable para los oídos.

“Mama, acabo de matar a un hombre, deja una bala en mi mano, o lo que sea, monstruo, monstruo, me encanta, y duraba unos siete minutos, creo, pero conseguí que Noel Edmonds la pusiera en la radio, y Noel, bendito Noel, súper amigo, hizo de este tema el disco de la semana y acabamos en el Nº1....”

Bla bla bla... claro que sí.
 
“Y Freddie, Freddie Mercury. Un monstruo. Le conocía muy bien. Éramos como hermanos. Era súper súper, adorable.”

¿Tienes bigotito?, ¿Puedes bailar un fandango? ¿O lo que sea ?La amiga de Eric, una rubia  espectacular, altísima, muy apropiado en ese día de “monstruosidades”, tipo Vigilantes de la Playa, ha entrado en el sofocante despacho, de un barrido visual, le tomo las medidas. Si el Sr Mercury era tan amigo, nunca ha sentido la necesidad de decirle, mira, Frederick, ya está bien ¿no? ¿O algo así?

“No. Qué coño. Qué coño. A mí no me importa lo que haga la gente mientras no maten a nadie, ni violen a niños. A mí me la suda. Mira Tom Robinson. Era gay. Yo era su promotor de radio. Cuando le dejé, se puso a llorar como un bebé. En serio. Acababa de conseguir su primer éxito, un éxito monstruoso  - 1,4,2,5,3,8 Motorway, o como quiera que se llamara- y se puso a llorar y tal.

“Hicimos la gira en Japón, Freddie y yo...” (Creo que quiere decir que Queen hizo una gira en Japón y que él acabó trabajando allí organizando alguna promoción o algo así)  Y Freddie era adorable”. Un monstruo. (Tony parece sorprendido por esa información). “Freddie se enamoraba cada 10 minutos. Venía a mi habitación y lloraba como un bebé. Decía, Eric, acabo de conocer al amor de mi vida, quiero que le veas, quiero que le conozcas, estoy enamorado, estoy enamorado. Yo le decía, Suerte tío. Freddie  y yo (éramos muy amigos). Un monstruo”.


Entrevistas

Comparte este artículo