qol

QueenOnline On Tour: Notas desde la carretera - parte 2

Aterrizaje. Los Angeles.

Luego de un vuelo de 11 horas, tres películas y dos bolsas de dulces Maynard's Midget Gems, me recogió Eric, un tipo irlandés/portorriqueño muy chévere y en minutos nomás éramos mejores amigos, hablando de música, historia estadounidense y gritando citas de El Mundo Según Wayen [Wayne's World] y Tiburón [Jaws]; me encantan los estadounidenses. Estaba dirigiendome directamente a los ensayos; no tiene sentido dar vueltas -digo yo-, pongamos manos a la obra.

Sin embargo, antes de llegar al rocanrol, quisiera volver al vuelo por un momento, y a las películas que miré; dispararon algunos pensamientos acerca de Freddie. 'El Club De Los Desahuciados [The Dallas Buyers Club]', tal como era recomendada por Justine, la Asistente Personal de Roger, hace unos meses, fue la más obvia, con la impactante actuación de Matthew McConaughey como el paciente de SIDA Ron Woodroof en la vida real. Desarrollada durante la misma época en la que Freddie tuvo que lidiar con la situación de VIH/SIDA, me trajo claramente el trabajo que hago con la Mercury Phoenix Trust y cuánto se ha logrado desde mediados de los '80s. Aunque no les voy a reseñar la película; mírenla ustedes, reflexionen ¡y luego hagan sus donaciones! ;-)

La segunda película que miré era un poco más liviana por suerte y se llamaba 'A 20 Pasos De La Fama [20 Feet From Stardom]' y se concentraba en los coristas. Fue una grandiosa instrospección hacia un rol frecuentemente pasado por alto y contó la historia de varios cantantes sensacionales, pero apenas conocidos, y cómo encontraron su lugar en la industria de la música, su papel en las grabaciones y en el escenario, y por qué no lo lograron como vocalistas principales. La mayoría de los cantantes venía del ambiente del gospel y podían proyectar voces elevadas que eran sencillamente tan inspiradoras... ya saben hacia dónde voy aquí, ¿no es cierto? The Golden Boy, Somebody To Love y Let Me Live. No puedo dejar de pensar qué hubiera producido Freddie como artista solista si aún estuviera con nosotros... ¿tenía un álbum lleno de gospel en su manga? Freddie respaldado por un coro gospel... ¡imaginen el poder!

También volteé para ver cuáles eran las opciones musicales en el entretenimiento durante el vuelo; ¿al tope de la lista alfabética? A Night At The Opera. Es un poquito espeluznante, pero te hace sonreir y sentir ese poquito de orgullo.

En fin, de vuelta al ruedo, ¡disculpen la distracción! El hangar de ensayos, y sí, es realmente un hangar para aviones con una pista corta; una vez más se confirma que Queen lo hace en grande, verdaderamente grande. El escenario está en un lado detrás de unas grandes cortinas negras colgantes, las imágenes que se filtraron no le hacen justicia... es condenadamente ENORME. Fui a buscar al equipo de producción, tomé mi escritorio, mi pase de personal AAA [con acceso irrestricto] y empecé a dar una mirada formal alrededor. No llegué muy lejos. Me detuve en el servicio de comidas.

Ví a Brian, le dí un rápido abrazo, y me dijo que se sentía que bien y que "todo estaba cayendo en su sitio" y ciertamente así sonaba cuando los miré pasar el repertorio para iHeartRadio, del que puedo revelar que habrá un tema que están haciendo que sorprenderá a TODOS. También vi el repertorio general y hay unos agregados encantadores a lo que tocaron en 2012. Siento el hormigueo 'de fanático' nuevamente; no puedo esperar a ver esto en Chicago en el espectáculo de apertura frente a una arena repleta.

Me las había arreglado para continuar por 25 horas seguidas sin dormir, y era tiempo de retirarme, hasta...

"¿Ganas de una cerveza a la vuelta en el hotel?" Pregunta tonta.

Terminé en un bar con Justin, Pete, Nigel (el técnico de batería de RT), y Rob y Kerry, el dúo infernal de comedia galesa, mirando un GIGANTESCO juego de hockey sobre hielo entre LA y Nueva York, que pareció seguir durante una eternidad, pero era muy entretenido y el lugar explotó cuando LA anotó el tanto ganador en tiempo extra. Por los próximos cinco minutos, me encontré chocando los cinco con completos extraños al grito de "Yeah, baby!" más que nada para mi propia diversión. Sólo Dios sabe qué habría pasado si New York hubiera anotado...

Hoy, sábado, es el ensayo técnico, sin banda, apenas una pasada básica, la preparación y un poquito de seguridad e higiene... todo bastante discreto, lo que por mí está bien porque no me fuí a la cama hasta la 1 a.m. y tuve que estar aquí a las 8:30 hs. esta mañana.

Entonces, 30 horas sin sueño fue el total final, ¿podré mantener esto? Ya veremos; el zumbido del rocanrol, es apenas todo lo que necesito ahora.

Nick

Comparte este artículo

15 Comentarios

QueenOnline On Tour: Notas desde la carretera - parte 2

Comunidad

Social Channels